LECTURAS DEL DOMINGO XXIX DEL T. ORDINARIO 21 DE OCTUBRE DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES


Sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.




RESPUESTAS DE FE S.D.A.


SAN HILARIÓN


ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 95, 3-4)


Cuenten a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones, porque grande es el Señor y digno de toda alabanza.


ORACIÓN COLECTA


Señor y Dios nuestro, que has querido que tu Iglesia sea sacramento de salvación para todos los hombres, a fin de que la obra redentora de tu Hijo perdure hasta el fin de los tiempos, haz que tus fieles caigan en la cuenta de que están llamados a trabajar por la salvación de los demás, para que todos los pueblos de la tierra formen una sola familia y surja una humanidad nueva en Cristo nuestro Señor, que vive y reina contigo…


LITURGIA DE LA PALABRA


Mi templo será la casa de oración para todos los pueblos.


Del libro del profeta Isaías: 56, 1. 6-7


Esto dice el Señor: "Velen por los derechos de los demás, practiquen la justicia, porque mi salvación está a punto de llegar y mi justicia a punto de manifestarse.

 
A los extranjeros que se han adherido al Señor para servirlo, amarlo y darle culto, a los que guardan el sábado sin profanarlo y se mantienen fieles a mi alianza, los conduciré a mi monte santo y los llenaré de alegría en mi casa de oración. Sus holocaustos y sacrificios serán gratos en mi altar, porque mi templo será la casa de oración para todos los pueblos".

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.


Del salmo 66 

R/. Que todos los pueblos conozcan tu bondad.

 
Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R/.
 
Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R/.
 
La tierra ha producido ya sus frutos, Dios nos ha bendecido. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R/.


Dios quiere que todos los hombres se salven.


De la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo: 2, 1-8


Te ruego, hermano, que ante todo se hagan oraciones, plegarias, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, y en particular, por los jefes de Estado y las demás autoridades, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz, entregada a Dios y respetable en todo sentido.

 
Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, pues Él quiere que todos los hombres se salven y todos lleguen al conocimiento de la verdad, porque no hay sino un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre Él también, que se entregó como rescate por todos. Él dio testimonio de esto a su debido tiempo y de esto yo he sido constituido, digo la verdad y no miento, pregonero y apóstol para enseñar la fe y la verdad.
 
Quiero, pues, que los hombres, libres de odios y divisiones, hagan oración dondequiera que se encuentren, levantando al cielo sus manos puras.

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.


ACLAMACIÓN (Mt 28, 19. 20) 




R/. Aleluya, aleluya.

 
Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. R/.


Vayan y enseñen a todas las naciones.


Del santo Evangelio según san Mateo: 28, 16-20


En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea y subieron al monte en el que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se postraron, aunque algunos titubeaban.

 
Entonces, Jesús se acercó a ellos y les dijo: "Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y enseñen a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo". 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.


Credo


PLEGARIA UNIVERSAL


Presentemos al Padre nuestra oración. Oremos hoy de un modo especial para que la semilla del Evangelio alcance a toda la tierra.


Después de cada petición diremos: Escúchanos, Padre.
 
Por toda la Iglesia, por cada uno de los cristianos, para que todos sintamos el anhelo de que la Buena Noticia de Jesús sea conocida en toda la tierra. Oremos.
 
Por los misioneros y misioneras, para que realicen su labor con mucha esperanza, con mucho amor, y vivan llenos de la alegría de Dios. Oremos.
 
Por las Iglesias jóvenes, para que sean estímulo de renovación para los que vivimos en Iglesias de antigua tradición cristiana. Oremos.
 
Por los que no conocen a Jesucristo, para que un día puedan llegar a recibir la luz del Evangelio. Oremos.
 
Por quienes han dedicado su vida al cuidado de la salud de todos, por los médicos, para que el servicio esté sobre el interés económico. Oremos.
 
Por todos nosotros, los que nos hemos reunido en este domingo para celebrar la Eucaristía, para que seamos fieles testigos de la fe y la esperanza que nos mueve.
Oremos.

Escucha, Padre, nuestra oración, y derrama tu amor sobre los hombres y mujeres del mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 
Señor, como aceptaste la gloriosa pasión de tu Hijo, dígnate aceptar también por la salvación del mundo, los dones y plegarias de tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.


Prefacio dominical.


ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mc 16, 15)


Vayan por todo el mundo a proclamar la buena nueva a todas las naciones, dice el Señor.


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


Te pedimos, Señor, que la participación en tu mesa nos santifique y que la redención que tu Hijo consumó en la cruz, sea recibida con gozo en todo el mundo por medio del sacramento de tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Published in: on 20 octubre, 2012 at 3:34  Dejar un comentario