LECTURAS DEL SÁBADO IX DEL T. ORDINARIO 6 DE JUNIO (BLANCO O VERDE)


"Esta, en su pobreza, ha echado todo lo que tenía para vivir".




MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO



RESPUESTAS DE FE S.D.A.


SAN NORBERTO OBISPO


ANTÍFONA DE ENTRADA


Te aclamamos, santa madre de Dios, porque has dado a luz al Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.


ORACIÓN COLECTA


Señor, Dios, concédenos a nosotros, tus siervos, gozar siempre de completa salud de alma y cuerpo, y, por la intercesión de la gloriosa siempre Virgen María, líbranos de las tristezas de esta vida y concédenos disfrutar de las alegrías eternas. Por nuestro Señor Jesucristo …


LITURGIA DE LA PALABRA


Cumple tu trabajo de evangelizador. Para mí ha llegado la hora del sacrificio y espero la corona merecida con que el Señor me premiará.


De la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo: 4, 1-8


Querido hermano: En presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, te pido encarecidamente, por su advenimiento y por su Reino, que anuncies la palabra; insiste a tiempo y a destiempo; convence, reprende y exhorta con toda paciencia y sabiduría.


Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportaran la doctrina sana, sino que, arrastrados por sus propias pasiones, se rodearan de maestros que les halaguen el oído; se harán sordos a la verdad y solo escucharán las fábulas.


Tú, en cambio, se siempre prudente, soporta los sufrimientos, cumple tu trabajo de evangelizador y desempeña a la perfección tu ministerio.


Para mí ha llegado la hora del sacrificio y se acerca el momento de mi partida. He luchado bien en el combate, he corrido hasta la meta, he perseverado en la fe. Ahora solo espero la corona merecida, con la que el Señor, justo juez, me premiará en aquel día, y no solamente a mí, sino a todos aquellos que esperan con amor su glorioso advenimiento.


Palabra de Dios.


Te alabamos, Señor.


Del salmo 70


R/. Mi boca, Señor, anunciara siempre tu salvación.


Mis labios no han cesado de alabarte y pregonan tu gloria todo el día. Señor, en la vejez no me rechaces ni me abandones, falto de energías. R/.


En ti, Señor, yo seguiré confiando, y más y más te alabara mi boca. Yo proclamare siempre tu justicia y a todas horas, tu misericordia. R/


Tus hazañas, Señor, alabare; diré a todos que solo tú eres justo. Me enseñaste a alabarte desde niño y seguir alabándote es mi orgullo. R/.


La lealtad del Señor para conmigo celebrará mi lira. Al Santo de Israel, a ti, Dios mío, cantaré con mi cítara. R/.



ACLAMACIÓN Mt 5, 3


R/. Aleluya, aleluya.



Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. R/.







Esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos.


Del santo Evangelio según san Marcos: 12, 38-44


En aquel tiempo, ensenaba Jesús a la multitud y le decía: "¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplios ropajes y recibir reverencias en las calles; buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; se echan sobre los bienes de las viudas haciendo ostentación de largos rezos. Estos recibirán un castigo muy riguroso".


En una ocasión Jesús estaba sentado frente a las alcancías del templo, mirando cómo la gente echaba allí sus monedas. Muchos ricos daban en abundancia. En esto, se acercó una viuda pobre y echo dos moneditas de muy poco valor. Llamando entonces a sus discípulos, Jesús les dijo: "Yo les aseguro que esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos. Porque los demás han echado de lo que les sobraba; pero ésta, en su pobreza, ha echado todo lo que tenía para vivir". 


Palabra del Señor.


Gloria a ti, Señor Jesús.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS


Recibe, Señor, las oraciones de tu pueblo, junto con las ofrendas que te presentamos, para que, por la intercesión de santa María, la Madre de tu Hijo, ningún buen propósito quede sin realizarse y ninguna de nuestras súplicas quede sin respuesta. Por Jesucristo, nuestro Señor.


Prefacio de Santa María Virgen


ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Lc 11, 27


Dichoso el vientre de la Virgen María, que llevó al Hijo del eterno Padre.


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


Al recibir el sacramento celestial en la conmemoración de la santísima Virgen María, te pedimos, Padre misericordioso, que, a imitación suya, nos concedas ponernos dignamente al servicio del misterio de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Published in: on 5 junio, 2020 at 15:10  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: https://palabradediosdiaria.com/2020/06/05/lecturas-del-sbado-ix-del-t-ordinario-6-de-junio-blanco-o-verde/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Juana ArmijoTapia

    Sent from Yahoo Mail on Android

  2. Ya no enviar lectura ya tengo el misal en físico Gracias!!!

    Enviado desde mi iPhone

    • Le pido por favor que usted misma haga su baja en el mismo correo ahí abajo viene donde dice que ya no quiere recibir más correos de nuestra parte. Yo no lo puedo hacer una disculpa y que Dios la bendiga


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: