LECTURAS DEL SÁBADO IV DE ADVIENTO 24 DE DICIEMBRE (MORADO)


Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo.

 

 

clip_image001

 

 

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

 

SAN GREGORIO DE SPOLETO SACERDOTE MÁRTIR

 

EN LA MISA MATUTINA

 

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Ga 4, 4

 

He aquí que llega ya la plenitud de los tiempos, cuando Dios envió a su Hijo a la tierra.

 

ORACIÓN COLECTA

 

Apresúrate, Señor Jesús, no tardes más, para que, a quienes confiamos en tu bondad, nos reanime el consuelo de tu venida. Tú que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El reino de David permanecerá para siempre en presencia del Señor.

 

clip_image003

Del segundo libro de Samuel: 7, 1-5. 8-12. 14. 16

 

 

Tan pronto como el rey David se instaló en su palacio y el Señor le concedió descansar de todos los enemigos que lo rodeaban, el rey dijo al profeta Natán: "¿Te has dado cuenta de que yo vivo en una mansión de cedro, mientras el arca de Dios sigue alojada en una tienda de campaña?" Natán le respondió: "Anda y haz todo lo que te dicte el corazón, porque el Señor está contigo". Aquella misma noche habló el Señor a Natán y le dijo: "Ve y dile a mi siervo David que el Señor le manda decir esto: `¿Piensas que vas a ser tú el que me construya una casa, para que yo habite en ella? Yo te saqué de los apriscos y de andar tras las ovejas, para que fueras el jefe de mi pueblo, Israel. Yo estaré contigo en todo lo que emprendas, acabaré con tus enemigos y te haré tan famoso como los hombres más famosos de la tierra. Le asignaré un lugar a mi pueblo, Israel; lo plantaré allí para que habite en su propia tierra. Vivirá tranquilo y sus enemigos ya no lo oprimirán más, como lo han venido haciendo desde los tiempos en que establecí jueces para gobernar a mi pueblo, Israel. Y a ti, David, te haré descansar de todos tus enemigos. Además, yo, el Señor, te hago saber que te daré una dinastía; y cuando tus días se hayan cumplido y descanses para siempre con tus padres, engrandeceré a tu hijo, sangre de tu sangre, y consolidaré su reino. Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo. Tu casa y tu reino permanecerán para siempre ante mí, y tu trono será estable eternamente’ ".

 

Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

 

 

Del salmo 88

 

clip_image004

R/. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

 

 

Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor y daré a conocer que su fidelidad es eterna, pues el Señor ha dicho: "Mi amor es para siempre y mi lealtad, más firme que los cielos. R/.

 

Un juramento hice a David, mi servidor, una alianza pacté con mi elegido: ‘Consolidaré tu dinastía para siempre y afianzaré tu trono eternamente’. R/.

 

El me podrá decir: ‘Tú eres mi padre, el Dios que me protege y que me salva’. Yo jamás le retiraré mi amor, ni violaré el juramento que le hice". R/.

 

 

ACLAMACIÓN

 

clip_image005

 

 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

Sol refulgente de justicia y esplendor de la luz eterna, ven a iluminar a los que yacen en las tinieblas y en las sombras de la muerte. R/.

 

Nos visitará el sol que nace de lo alto.

 

clip_image006

Del santo Evangelio según san Lucas 1, 67-79

 

En aquel tiempo, Zacarías, padre de Juan, lleno del Espíritu Santo, profetizó diciendo:

 

 

"Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo, y ha hecho surgir en favor nuestro un poderoso salvador en la casa de David, su siervo. Así lo había anunciado desde antiguo, por boca de sus santos profetas: que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos aborrecen, para mostrar su misericordia a nuestros padres y acordarse de su santa alianza.

 

El Señor juró a nuestro padre Abraham concedernos que, libres ya de nuestros enemigos; lo sirvamos sin temor, en santidad y justicia delante de Él, todos los días de nuestra vida.

 

Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos y a anunciar a su pueblo la salvación, mediante el perdón de los pecados. Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz".

 

Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

 

Acepta benignamente, Señor, los dones que te presentamos, para que, al recibirlos, quedemos limpios de pecado y merezcamos estar listos, con el alma purificada, para recibir la venida gloriosa de tu Hijo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio II o IV de Adviento

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 1, 68

 

Bendito sea el Señor Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Renovados por este admirable don tuyo, concédenos, Señor, que, así como hemos preparado la fiesta del admirable nacimiento de tu Hijo, de la misma manera alcancemos un día, gozosos, los premios eternos. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Published in: on 23 diciembre, 2016 at 15:27  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://palabradediosdiaria.com/2016/12/23/lecturas-del-sbado-iv-de-adviento-24-de-diciembre-morado/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Buenas tardes sera posible obtener el misal con dos días de anticipación a la fecha

    • Puede encontrar el mes completo en la verdad católica.0rg


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: