LECTURAS DEL MIÉRCOLES XXV DEL T. ORDINARIO 26 DE SEPTIEMBRE



Ellos se pusieron en camino y fueron de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio y curando en todas partes.



 


RESPUESTAS DE FE S.D.A.


SANTOS COSME Y DAMIÁN


ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 73, 20. 19)


Acuérdate, Señor, de tu alianza y no olvides para siempre la vida de tus pobres.


ORACIÓN COLECTA


Señor, tú que cuidas de todas tus creaturas, porque eres bueno y todopoderoso, concédenos demostrar prácticamente nuestro amor a los hermanos que padecen hambre, para que, libres de esa aflicción puedan servirte con libertad y alegría. Por nuestro Señor Jesucristo…


LITURGIA DE LA PALABRA


No me des pobreza ni riqueza; dame solamente lo necesario para vivir.


Del libro de los Proverbios: 30, 5-9

 


Toda palabra de Dios es verdadera. El Señor es un escudo para cuantos en Él confían. No alteres para nada sus palabras, no sea que te reprenda y resultes mentiroso.


Dos cosas te pido, Señor, antes de morir, no me las niegues: líbrame de la falsedad y la mentira; no me des pobreza ni riqueza, dame tan sólo lo necesario para vivir, no sea que la abundancia me aparte de ti y me haga olvidarte; no sea que la pobreza me obligue a robar y me lleve a ofenderte. 


Palabra de Dios.


Te alabamos, Señor.

 


Del salmo 118 


R/. Condúceme, Señor, por tu camino.


Apártame de los caminos falsos y dame la gracia de cumplir tu voluntad. Para mí valen más tus enseñanzas que miles de monedas de oro y plata. R/.

 

Tu palabra, Señor, es eterna, más estable que el cielo. Aparto mi pie de toda senda mala para cumplir tus palabras. R/.

 

Medito tus decretos y odio el camino de la mentira. Detesto y aborrezco la mentira y amo tu voluntad. R/.

 


ACLAMACIÓN (Mc 1, 15) 





R/. Aleluya, aleluya.


El Reino de Dios ya está cerca, dice el Señor. Conviértanse y crean en el Evangelio. R/.


Los envió a predicar el Reino de Dios y a curar a los enfermos.


Del santo Evangelio según san Lucas: 9, 1-6

 


En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad para expulsar toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a predicar el Reino de Dios y a curar a los enfermos.


Y les dijo: "No lleven nada para el camino: ni bastón, ni morral, ni comida, ni dinero, ni dos túnicas. Quédense en la casa donde se alojen, hasta que se vayan de aquel sitio. Y si en algún pueblo no los reciben, salgan de ahí y sacúdanse el polvo de los pies en señal de acusación".

 

Ellos se pusieron en camino y fueron de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio y curando en todas partes. 


Palabra del Señor.


Gloria a ti, Señor Jesús.

 


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS


Que el sacrificio eucarístico que vamos a ofrecerte, signo de la abundancia de la vida divina y de la unidad en la caridad, nos impulse, Señor, a cumplir la obligación fraterna de compartir el pan. Por Jesucristo, nuestro Señor.


ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 11, 28)


Vengan a mí todos los que están hambrientos y agobiados, que yo los alimentaré, dice el Señor.


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


Que el pan de vida que descendió del cielo, nos impulse, Señor, a socorrer a nuestros hermanos menesterosos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Published in: on 25 septiembre, 2012 at 3:09  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://palabradediosdiaria.com/2012/09/25/lecturas-del-mircoles-xxv-del-t-ordinario-26-de-septiembre/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: