LECTURAS DEL LUNES VI DEL T. ORDINARIO 13 DE FEBRERO

"Les aseguro que a esta gente no se le dará ninguna señal".





RESPUESTAS DE FE S.D.A.


SAN BENIGNO DE TODI


ANTÍFONA DE ENTRADA (Mt 9, 38)


Rueguen al dueño de la mies que mande operarios a sus campos, dice el Señor a sus discípulos.


ORACIÓN COLECTA


Señor, tú que eres quien provee de pastores a la comunidad cristiana, haz que tu Espíritu suscite en ella sacerdotes dignos del altar y los llene de piedad y fortaleza para anunciar tu Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo…


LITURGIA DE LA PALABRA


Las pruebas de su fe les darán fortaleza, para que su vida sea íntegra e irreprochable.


De la carta del apóstol Santiago: 1, 1-11


Santiago, siervo de Dios y de Jesucristo, el Señor, saluda a las doce tribus, dispersas por el mundo.

 
Hermanos míos: Cuando se vean asediados por toda clase de pruebas y tentaciones, ténganse por dichosos, sabiendo que las pruebas a que se ve sometida su fe les darán fortaleza, y esta fortaleza los llevará a la perfección en las buenas obras y a una vida integra e irreprochable.
 
Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios y Él se la dará; porque Dios da a todos con generosidad y sin regatear. Pero tiene que pedírsela con fe y sin dudar; pues el que duda se parece a las olas del mar, que van y vienen, agitadas por el viento. Quien es inconstante e indeciso en su vida, no recibirá nada del Señor. Que el hermano de condición humilde esté orgulloso de su alta dignidad, y el rico, de su humilde condición, pues se acabará como las flores del campo. Porque sale el sol y con su calor quema las hierbas; se caen las flores y se acaba su belleza. Así se marchitará el rico, en medio de todas sus empresas.

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.


Del salmo 118

R/. Danos tu misericordia, Señor, y tendremos vida.

 
Antes de la aflicción fui un descarriado, pero ahora obedezco tus palabras. Tú que eres bueno y haces beneficios, instrúyeme en tus leyes. R/.
 
Sufrir fue provechoso para mí, pues aprendí, Señor, tus mandamientos. Para mí valen más tus enseñanzas que miles de monedas de oro y plata. R/.
 
Yo bien sé que son justos tus decretos y que tienes razón cuando me afliges. Señor, que tu amor me consuele, conforme a las promesas que me has hecho. R/.


ACLAMACIÓN (Jn 14, 6)



R/. Aleluya, aleluya.

 
Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre si no es por mí, dice el Señor. R/.


¿Por qué esta gente busca una señal?


Del santo Evangelio según san Marcos: 8, 11-13


En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los fariseos y se pusieron a discutir con Él, y para ponerlo a prueba, le pedían una señal del cielo. Jesús suspiro profundamente y dijo: "¿Por qué esta gente busca una señal? Les aseguro que a esta gente no se le dará ninguna señal".

 
Entonces los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla. 

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS


Mira, Señor, con bondad, los dones y oraciones de tu pueblo; multiplica en él las vocaciones sacerdotales y hazlas perseverar en tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.


ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (1 Jn 3, 16)


En esto hemos conocido lo que es el amor de Dios: en que dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos.


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


Con la fuerza de este sacramento de amor que hoy hemos celebrado, haz, Señor, madurar las vocaciones que a manos llenas sembraste en el campo de la Iglesia, a fin de que sean muchos los que elijan servirte en sus hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Published in: on 10 febrero, 2012 at 19:45  Dejar un comentario  

LECTURAS DEL DOMINGO VI DEL T. ORDINARIO 12 DE FEBRERO


"Si tú quieres, puedes curarme"



RESPUESTAS DE FE S.D.A.


SAN BENITO DE ANIANE


ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 30, 3-4)


Sírveme de defensa, Dios mío, de roca y fortaleza salvadoras; y pues eres mi baluarte y mi refugio, acompáñame y guíame.


ORACIÓN COLECTA


Señor nuestro, que prometiste venir y hacer tu morada en los corazones rectos y sinceros, concédenos la rectitud y sinceridad de vida que nos hagan dignos de esa presencia tuya. Por nuestro Señor Jesucristo…


LITURGIA DE LA PALABRA


El leproso vivirá solo, fuera del campamento.


Del libro del Levítico: 13, 1-2. 44-46


El Señor dijo a Moisés y a Aarón: "Cuando alguno tenga en su carne una o varias manchas escamosas o una mancha blanca y brillante, síntomas de la lepra, será llevado ante el sacerdote Aarón o ante cualquiera de sus hijos sacerdotes. Se trata de un leproso, y el sacerdote lo declarará impuro. El que haya sido declarado enfermo de lepra, traerá la ropa descosida, la cabeza descubierta, se cubrirá la boca e irá gritando: `¡Estoy contaminado! ¡Soy impuro!’. Mientras le dure la lepra, seguirá impuro y vivirá solo, fuera del campamento".


Palabra de Dios.


Te alabamos, Señor.

 


Del salmo 31


R/. Perdona, Señor, nuestros pecados.


Dichoso aquel que ha sido absuelto de su culpa y su pecado. Dichoso aquel en el que Dios no encuentra ni delito ni engaño. R/.

 

Ante el Señor reconocí mi culpa, no oculté mi pecado. Te confesé, Señor, mi gran delito y tú me has perdonado. R/.

 

Alégrense con el Señor y regocíjense los justos todos, y todos los hombres de corazón sincero canten de gozo. R/.


Sean imitadores míos como yo lo soy de Cristo.


De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 10, 31-11, 1


Hermanos: Todo lo que hagan ustedes, sea comer, o beber, o cualquier otra cosa, háganlo todo para gloria de Dios. No den motivo de escándalo ni a los judíos, ni a los paganos, ni a la comunidad cristiana. Por mi parte, yo procuro dar gusto a todos en todo, sin buscar mi propio interés, sino el de los demás, para que se salven. Sean, pues, imitadores míos, como yo lo soy de Cristo.


Palabra de Dios.


Te alabamos, Señor.

 



ACLAMACIÓN (Lc 7, 16) 




R/. Aleluya, aleluya.


Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo. R/.

 

Se le quitó la lepra y quedó limpio.

 

Del santo Evangelio según son Marcos: 1, 40-45

 


En aquel tiempo, se le acercó a Jesús un leproso para suplicarle de rodillas: "Si tú quieres, puedes curarme". Jesús se compadeció de él, y extendiendo la mano, lo tocó y le dijo: "¡Sí quiero: sana!". Inmediatamente se le quitó la lepra y quedó limpio.


Al despedirlo, Jesús le mandó con severidad: "No se lo cuentes a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo prescrito por Moisés".

 

Pero aquel hombre comenzó a divulgar tanto el hecho, que Jesús no podía ya entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera, en lugares solitarios, a donde acudían a Él de todas partes. 


Palabra del Señor.


Gloria a ti, Señor Jesús.


Credo


PLEGARIA UNIVERSAL

 


Presentemos al Padre nuestras plegarias, por nosotros y por el mundo entero.


Después de cada petición diremos:


Escúchanos, Padre.

 

Oremos por la Iglesia, por todos los cristianos. Que con nuestra forma de actuar seamos portadores del amor de Dios hacia los que sufren. Oremos.

Oremos por nuestro mundo, por nuestra sociedad. Que en esta situación de crisis económica que estamos viviendo, nuestros gobernantes trabajen de verdad para que desaparezcan la pobreza, el hambre y la explotación de los débiles. Oremos.

Oremos por todos los enfermos que sufren, en el cuerpo o en el espíritu. Que sientan siempre muy cercana la fuerza de Dios, que no los abandona, así como nuestro cuidado y atención. Oremos.


Oremos por nosotros, los que hoy nos hemos reunido aquí para celebrar la Eucaristía. Que vivamos muy a fondo, y sepamos transmitir a los demás, el anhelo de un mundo justo, fraterno, en el que toda persona pueda vivir dignamente. Oremos


Escúchanos, Padre de todos. Tú amas con especial amor a los pobres y a los enfermos. Enséñanos, Padre, a ser como tú. Por Jesucristo, nuestro Señor.


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS


Que este sacrificio, Señor, que vamos a ofrecerte, nos purifique, nos renueve y nos ayude a obtener la recompensa eterna, prometida a quienes cumplen tu voluntad. Por Jesucristo, nuestro Señor.


Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario.


ANTIFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 3, 16)


Tanto amó Dios al mundo, que le dio a su Hijo único para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga la vida eterna.


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


Señor, aviva cada vez más en nosotros el deseo de recibir este pan eucarístico, por medio del cual nos comunicas tú la vida verdadera. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Published in: on 10 febrero, 2012 at 13:50  Dejar un comentario